“Me siento agradecida,
enamorada de la vida y con la maravillosa
sensación de estar despertando y creciendo cada día”.

Eva Alandes

Hola, soy Eva Alandes.

Si estás leyendo estas líneas estoy convencida de que tú y yo estábamos destinados a encontrarnos en el camino. Por eso voy a compartir contigo quien soy, por qué hago lo que hago y cómo he llegado hasta aquí.

Desde niña he intentado encontrarle un sentido a la vida y a todo lo que sucedía a mi alrededor. La sensación de vacío, de que algo faltaba o no encajaba, siempre fue una constante.

Tras finalizar Arquitectura técnica emprendo la que sería la gran aventura de mi vida. En el año 2003 descubro el Yoga, tomo la senda del crecimiento personal y comienzo a profundizar en temas espirituales que promueven mi autoconocimiento.

Durante todos estos años el Yoga, el Reiki y la Meditación, se convierten en las tres piedras angulares sobre las que baso el reencuentro conmigo misma.

Poco a poco descubro que existe un factor común en todas las técnicas aprendidas y practicadas: LA PLENA CONCIENCIA.

camino conciencia plena
Descubro que vivir conscientemente es la clave para alcanzar la paz, la felicidad y la armonía. Solo desde la plena conciencia es posible observar todo lo que sucede dentro de ti, escuchar tu voz interior, gestionar tus emociones, discernir y auto-sanar.

Eva Alandes sobre mi

Tras 33 años de búsqueda, de formaciones y estudios, siento una inmensa felicidad al desvelar el plan de mi alma y el sentido de mi vida:

Acompañar a otras personas a vivir en Plena Conciencia y ayudarles a descubrir que desde la Paz, la Felicidad y la Armonía, la Vida es maravillosa y sencilla.

Inquieta por ser el cambio que me gustaría ver en este mundo (como dijo Ghandi), una potente llamada interna me lleva a compartir las herramientas que lograron mi verdadero despertar.

Doy un cambio de rumbo profesional y fundo ESPAI SIMALA, un espacio en el que acompaño a personas en sus procesos de búsqueda y crecimiento interior. También creo el programa holístico VIDA SIMALA en el que acompaño a mujeres en su embarazo, parto y crianza durante su maternidad.

Te confieso que llegar aquí no ha sido fácil, pero ha sido un camino lleno de ilusión, confianza, curiosidad y resiliencia.

Hoy doy gracias a la vida por permitirme ayudar a otras personas a despertar desde EL AMOR. Cada amanecer tengo la maravillosa sensación de estar creciendo y de estar contribuyendo al crecimiento de otras personas que, como tú y como yo, buscan dar un sentido profundo a sus vidas.

Estoy aquí para darte la mano, mirarte a los ojos y decirte que SÍ SE PUEDE. No importa el momento de la vida en que te encuentres. Te invito a parar, respirar y ser consciente de lo que ES para iniciar tu trabajo personal.

Te acompañaré, te daré herramientas y recursos, estaré ahí si me necesitas, hasta que logres caminar solo, con confianza, seguridad y tranquilidad.

Solo tienes que QUERER y CREER que es posible.

De corazón, sea cual sea la circunstancia vital que estemos atravesando, todos somos capaces de renacer, y tenemos la obligación de hacerlo, porque solo cada uno es responsable de su vida y de volver a conectar con su verdadera esencia: EL AMOR.

gracias

Gracias a mis padres por regalarme la vida.
Gracias a mis hijos por elegirme como madre.
Gracias a mi compañero de vida por su amor auténtico e incondicional.
Y gracias al Universo por simplemente SER.