Chakras y arquetipos: Madre Tierra y Víctima

Hoy os vamos a hablar sobre los chakras y sus arquetipos, y para ello haremos referencia al libro de Ambika Wauters: LOS CHAKRAS Y LOS ARQUETIPOS, un libro muy recomendable para el proceso del despertar consciente, el autoconocimiento y, sin duda, una guía para transitar de un arquetipo a otro. En cada uno de los chakras hay un arquetipo disfuncional y un arquetipo funcional.

Un arquetipo es un modelo, construido culturalmente desde el origen, y que en cierto modo, representa determinadas características que algunas personas pueden poseer. Un ejemplo puede ser el de la mitología griega, la diosa Afrodita es el arquetipo de la mujer sensual y femenina, mientras que Atenea representa el arquetipo de la mujer virgen, inalcanzable y que se basta a sí misma.

Cada chakra funciona en una frecuencia óptima y exclusiva que determina su color y sus otras características. Sin embargo, esa frecuencia se puede ver afectada negativamente por la recepción de una energía excesiva o insuficiente desde la fuerza vital del universo.

En esos momentos, será útil ejercitar la mente reflexionando sobre los arquetipos vinculados con los chakras. Las historias arquetípicas polarizan las decisiones que tomamos al abordar los retos de la vida: si optamos por el valor o la cobardía, por la paciencia o la impetuosidad, por el pensamiento o por la acción.

Hay momentos en que tanto los arquetipos funcionales como los disfuncionales son valiosos para el crecimiento espiritual. La comprensión de cómo influyen éstos en nuestras vidas nos puede ayudar a tomar las riendas de los retos emocionales a los que nos enfrentamos diariamente, para que así, podamos elegir una dirección diferente y pasar a una nueva fase de desarrollo.

Y tras esta explicación general sobre los arquetipos, hoy empezaremos con el que corresponde al primer chakra o chakra raíz; MULADHARA.

MuladharaPrimerChakra

Los arquetipos asociados con el chakra raíz son: el de la «Madre Tierra» y el de «Víctima». Representan la faz positiva y la faz negativa del chakra.

Convertirse en la Madre Tierra es un arquetipo positivo del chakra raíz y puede sanar sus aspectos más conflictivos. Es esencial recordar que existen soluciones viables para manejar los cambios externos. Solo se requiere abandonarse, no temer y saber que algo bueno surgirá en nuestras vidas.

Este arquetipo está asociado con la nutrición, la asistencia y el amor incondicional. Al reconocer a la Madre Tierra que hay en nuestro interior (con independencia del género) reconocemos que somos capaces de proporcionarnos a nosotros mismos toda la seguridad física y emocional que necesitamos. Solo reconociendo que tenemos la capacidad de satisfacer todas nuestras necesidades por nosotros mismos, seremos capaces de reestructurar las experiencias en oportunidades de autosuficiencia, fuerza e integridad emocional.

La seguridad emocional procede del sentimiento de pertenecer a un grupo. Este aspecto fundamental del bienestar psicológico se relaciona con el arquetipo de la Madre. Éste exige aceptar la responsabilidad personal de la vida, reconociendo que se toman las decisiones y se merece lo mejor que la vida puede ofrecer. El conocimiento interior proviene de la aceptación de la propia experiencia y de la confianza en los propios sentimientos. Cada vez que acepto a la persona que soy, se intensifica el arquetipo de la Madre. Cuando afirmamos nuestro derecho a vivir, afirmamos nuestra conexión con la tierra. Potenciar estas actitudes positivas nutre al chakra RAÍZ.

chakras

Uno de los aspectos negativos de este chakra es la inclinación a las dudas, el abatimiento y la depresión. La incertidumbre merma nuestra confianza y agota nuestros recursos. Esta es una receta para convertirse en Víctima, que es el arquetipo negativo del chakra.

El chakra raíz debilitado puede provocar enfermedad, incapacidad para arraigarse, traumas graves o pérdidas, aunque el daño puede haber ocurrido en el pasado. La vida no puede manifestarse completamente si el chakra raíz está congestionado con actitudes negativas que limitan nuestra conexión con la energía. Si el chakra está debilitado debido a muchas generaciones de amenazas, dificultades y riesgo de aniquilación, la relación con la vida será débil y resultará difícil y frustrante echar raíces. Comprender este chakra significa aceptar el dolor por la pérdida, la separación, el rechazo y los abusos que tuvieron lugar en nuestro pasado personal y ancestral.

Las Víctimas disfuncionales son cada vez más un lugar común en nuestra sociedad, pues hay gente que busca a los demás para culparlos de sus propios problemas. Si te consideras Víctima, tú mismo te estás convirtiendo en un ser vulnerable, lleno de necesidades, y por tanto, desraizado, porque consideras cada decepción, separación o pérdida como algo que no puedes controlar ni cambiar. Inconscientemente sigues considerándote como el bebé que no puede levantarse y alimentarse por si mismo.

La Víctima se vuelve vulnerable, está llena de necesidades y carece de raíces. Cree que no puede ejercer influencia, realizar cambios ni tener el control de las situaciones.

Los meses de septiembre y octubre hemos estado trabajando el chakra raíz y, antes de pasar al segundo chakra, espero que podáis dedicar un momento para reflexionar y analizar cómo es vuestro arquetipo y que podáis trabajar en él para mejorar y seguir vuestro crecimiento personal.

Comparta sus opiniones