Espai Simala

El milagro de la vida

La vida es, sin duda, el acontecimiento más maravilloso que la naturaleza ha creado y a la mujer le ha sido otorgado el don y el poder de hacerlo posible. Cada mujer es como una diosa que acoge en su seno la semilla que acabará adquiriendo la forma de un ser humano, en toda su perfección. Todo el universo es espectacular y mágico, los planetas, las estrellas, las flores, el agua, las montañas, los bosques… Pero, la capacidad de gestación en el vientre de una mujer es un milagro incomparable.

El programa VIDA Simala de acompañamiento a la maternidad, se basa principalmente en tomar conciencia de este milagro, sosteniendo a la mujer en su maternidad y haciéndole consciente de la etapa tan mágica que está viviendo desde el primer momento de la gestación.

A través de la filosofía del yoga y la meditación, se va sembrando una semilla en el interior de cada mujer embarazada para que florezca junto con su bebé, porque lo que está claro es, que la llegada de un hijo transforma la vida de una mujer y de todo su entorno.

Por eso, en nuestras clases  específicas de yoga  prenatal, más que  realizar una serie de asanas posturales, se trabaja desde la más pura conexión madre-bebé, para poco a poco esa semilla plantada crezca y haga renacer a la mujer, cambiando su concepto de la maternidad, dirigiéndose hacia un embarazo consciente, único y especial.

El programa se adapta a cada trimestre del embarazo, debido a que las necesidades en cada etapa de gestación varían y por ello se facilitan distintas herramientas en función del estado de la mujer y de su en este camino mágico, teniendo muy en cuenta que cada mujer es única al igual que no existen dos embarazos iguales en una misma mujer.

Durante el embarazo el cuerpo de la mujer va a cambiar y dentro de ella crecerá una “personita” que se convertirá en lo más importante de su vida…

Es importante que la mujer abrace con amor cada uno de esos  cambios y los acepte, disfrutando de cada momento, del AQUÍ y AHORA.

Siempre les digo: “No tengas prisa para que pasen los meses…. Disfruta del camino y saborea este momento, que aunque no lo creas, el embarazo pasa muy rápido”.

La mujer ha de ser consciente de que tratándose a sí misma con amor y compasión, está contribuyendo  al crecimiento sano y feliz de su bebe en todos los niveles: físico y emocional.

Recuerda: “Tu  bebé te ha elegido como madre y él mismo va a decidir cómo y cuándo venir a este mundo” así que para, respira, disfruta y confía.

espai simala

 

  • En el primer trimestre:

Estás embarazada!!!! La primera reacción es una mezcla de alegría con dudas,  temor, miedos,… y además no quieres decirlo a nadie hasta que no pase el “peligro” o al menos es lo que nos han inculcado. Por qué?? Porque vibramos en ese miedo?

La alegría hay que compartirla, al menos en tu entorno intimo, familiares directos, amigos o gente más cercana, eso te va a ayudar a tomar  conciencia de que ESTAS EMBARAZADA y de que comienza EL MILAGRO DE LA VIDA en ti.

En estos primeros tres meses se va preparando la tierra, cuidando la semilla que brotará fuerte y hermosa.

Es el momento de comenzar a meditar y de encender la luz de tu alma para que ilumine al ser que crece en tu interior.

En muy importante que te sientas acompañada en este despertar y permitas SER HABITADA por su bebé.

Es momento de asanas suaves, pranayamas (respiraciones) sencillos, y comenzar a conectar con tu bebé a través de meditaciones y visualizaciones guiadas.

espai simala

  • En el segundo trimestre:

Ahora sí, ya sientes que puedes gritar a los cuatro vientos que estás embarazada!!

Este trimestre es increíble. Por lo general durante el mismo ya sabes el sexo de tu bebé (aunque mantener la intriga hasta el momento de dar a luz es cada vez una opción más elegida por algunos progenitores), comienzas a notar sus movimientos, tu tripita empieza a definirse, … es hora de ponerse manos a la obra.

Tu cuerpo comienza a cambiar, siendo lo que más varía tu centro de gravedad, al crecer la tripita, vas arqueando cada vez más la zona lumbar, comenzando a notar algunas molestias. Es momento de crear tu rutina de asanas de yoga para mantener bienestar físico, ya que eso va a ser clave para sentirte bien y tu bienestar emocional.

Además es muy importante que tengas una buena higiene postural. Adapta tu día a día a tu embarazo, protegiendo y mimando las partes de tu cuerpo que más están siendo afectadas.

Aquí las asanas que  contempla el programa VIDA Simala van dirigidas a aliviar todas esas molestias que van apareciendo, como puede ser la hinchazón de piernas, las rampas o calambres, dolores de ciática, dolor de espalda,… siempre informando a la mujer embarazada de las posibles causas y todas las herramientas tenemos a nuestro alcance.

Comenzamos a trabajar una parte importantísima durante el embarazo como es el suelo pélvico, toda la musculatura que sujeta al bebé y que al mismo tiempo será la puerta de salida el día del alumbramiento. En este trimestre nos abrimos a otros niveles de  acompañamiento: emocional, mental, didáctico,.., para que la mujer tenga toda la información necesaria y tome las riendas de sus pensamientos y emociones, con el fin de que se convierta cada día en una mujer más poderosa y llena de fuerza y luz.

Pero nuestro suelo pélvico no está flotando en el vacío de nuestro cuerpo, se encuentra unido mediante ligamentos a nuestra pelvis, la cuna de tu bebé, la estructura que protege tu útero.

Es importantísimo saber articular nuestra pelvis, tomar conciencia de como es, que articulaciones hay en ella y como puedo movilizarlas para preparar el día del alumbramiento y fluir con el trabajo de parto.

Conocer ,por ejemplo,  que acciones debilitan mi suelo pélvico y que acciones lo refuerzan, es algo básico y muy importante para el periodo prenatal y postnatal.

Saber trabajar mi suelo pélvico desde la relajación, conociendo la relación directa entre boca-muñecas-suelo pélvico, aprendiendo técnicas como el Canto Carnático,  un canto tradicional del sur de la India, introducido y transmitido en Europa a principio de los años 60 por el obstetra francés Frédérick Leboyer.

Introducimos también mantras: como el poderoso SAT NAM. Que significa “la Verdad es mi identidad y hago una llamada a la Verdad eterna que reside en cada uno de nosotros”. Entonar este mantra despierta el alma.

O el sencillo, pero no por ello menos poderoso, Yo soy (SO HUM).

espai simala

  • En el tercer trimestre:

No queda nada para que veas la carita de tu bebé!!!

Por lo general la embarazada en este momento comienza a ser consciente de que el bebé tiene que salir de su cuerpo y empieza a sentir algo de temor, dudas, miedos,… empieza a pensar en la fase de la crianza, dudando de sus posibilidades, de si lo hará bien, etc..

Por eso el programa VIDA Simala sigue sosteniendo y arropando a la mujer embarazada, estando a su lado para aportarle esa confianza que necesita y que conecte con toda su sabiduría interior.

La mujer necesita empoderarse y esa es nuestra mayor razón de seguir a su lado, siempre desde la información, trabajando mucho ahora con el chakra raiz, para que la mujer se sienta fuerte, segura, positiva,.. y ante todo conectada  a su capacidad de parir.

Es momento de afirmaciones positivas, de meditaciones y relajaciones, de tener muy claro cómo quiere parir y cómo va a enfocar su puerperio y crianza, sabiendo que VIDA Simala sigue a su lado en todo momento de su maternidad.

La mujer que durante su embarazo ha seguido el programa VIDA Simala, a estas alturas está de sobra preparada, lleva muchos meses practicando yoga y  meditación,  conectando con su bebé, aprendiendo técnicas de relajación,… Por tanto sabe respirar,  conoce el cuerpo y lo ha preparado, sabe interiorizarse y escucharse, se siente empoderada, confía y fluye con el milagro de la vida.

La mujer que sigue el programa Simala está feliz, positiva y confía en sus posibilidades como madre, sabe conectar con todas las mujeres de su linaje femenino: su madre, su abuela, su bisabuela,… tomando conciencia de la sabiduría interior que posee y de su capacidad.

Honra a su cuerpo y se siente en perfecta comunión con su bebé y con el Universo.

Y hasta que llega el gran momento de dar a luz estamos junto a la mujer embarazada. Todas las compañeras arropan a cada una de las que van a dar la luz, creándose un ambiente de amor incondicional no solo hacia tu bebé si no hacia todos los bebés del cada una de las mamis.

Hacemos tribu y nos sentimos arropadas en todos los niveles.

Preparadas para vivir NUESTRO PARTO

Preparadas para el puerperio y crianza CONSCIENTE, aunque eso ya es historia de otro post……

 

….Bendigo a todas las mujeres de la tierra…

Namasté

Comparta sus opiniones