respiración Sitali Siktari

¿Qué es la respiración Sitali y Siktari?

El verano va asociado al sol y al calor, pero hay días en que nos resulta insoportable: no paramos de sudar, nos baja la tensión, nos agobiamos y escuchamos a todo el mundo diciendo “¡qué calor!”

Date cuenta de tu estado y no entres en bucle, aplica el principio de la polaridad y busca una solución. Mi propuesta es: La respiración refrescante Sitali y Siktari pranayama y adiós calor y agobios.

¿En qué consiste la respiración Sitali y Siktari?

En este tipo de respiración, lo más destacable es que inhalas por la boca y exhalas por la nariz.

En la fase de inhalación, tenemos dos alternativas, Sitali o Sitkari.

  • Sitali: Comprueba si puedes hacer una “pajita natural” con tu lengua, formando una “O”. Si puedes, hazlo con la boca entreabierta y dejando que la lengua salga ligeramente. Si tu lengua no consigue hacer esta forma, tu opción será Sitkari.
  • Sitkari: Junta los dientes, como si fueras a morder y separa tus labios manteniendo la boca entreabierta. Coloca la lengua plana, justo detrás de los dientes superiores.

Lo que ocurre es que al inhalar por la boca el aire se humedece al pasar a través de la lengua, (o de los dientes si haces Siktari)  y es como si “bebieras” aire húmedo, lo que provoca en tu cuerpo, al hacer varias respiraciones, una sensación refrescante y en consecuencia dejas de tener calor.

Técnica

Nos sentamos en una postura cómoda que nos permita tener la columna erguida.

La boca está entreabierta con los labios formando una “O” o si esto no es posible adoptas la forma Siktari. Inspiramos el aire lentamente, produciendo un sonido silbante, a través de la lengua como si lo absorbiéramos con una pajita. El tubo que forma la lengua frena el aire y al mismo tiempo con la saliva que hay en la lengua lo humedece y  lo refresca.

respiración Sitali Siktari

Lentamente, conforme inspiramos, llevamos un poco hacia atrás la cabeza, elevando la barbilla, lo que nos permite llenar los pulmones desde la zona clavicular, a la zona costal y finalmente la zona abdominal, para luego vaciarlos en sentido inverso.

Antes de exhalar por la nariz bajamos la cabeza a su posición normal, entrando el mentón hacia el esternón.

Hazlo durante varias respiraciones, con calma, hasta que tengas sensaciones agradables y te sientas bien

Beneficios de Sitali y Siktari

  • Refrescas todo tu organismo, bajando la temperatura corporal
  • Generas más saliva consiguiendo así calmar el hambre y la sed
  • Calmas emociones o sensaciones desagradables, consideradas como “calientes”: agobio, rabia, ira…

¿A qué esperar para probar? Te vendrá bien para hacer una pausa en tu día de 5 ó 10 minutos, observarte y conectarte de nuevo con tu luz.

 

 

 

Comparta sus opiniones