Tercer chakra: Manipura

El tercer chakra se sitúa en la zona del plexo solar y nos ofrece la liberación. Es el momento de la acción, de tomar las riendas y decidir el rumbo de nuestra vida. Manipura, que es el nombre en sánscrito de este chakra y que significa “ciudad de joyas”, se encuentra exactamente entre el ombligo y la boca del estómago. Se representa con la nota musical MI, el color amarillo, el sentido de la vista y los órganos del páncreas, el hígado, las glándulas adrenales y el sistema nervioso autóctono.

Este chakra es el más grande de todos y el más potente. Está relacionado con los procesos purificadores del cuerpo y la limpieza de toxinas. Y en el plano físico tiene un efecto estimulante sobre el sistema nervioso. Reconocer el poder que tenemos en nosotros mismos, en nuestro interior, es una de las cosas más liberadoras que nos pueden pasar porque dejamos de vernos como víctimas indefensas sin posibilidad de acción para vernos como realmente somos, dueños de nuestras vidas y capaces de cambiar nuestras circunstancias.

Manipura

Manipura y el color amarillo

En el plano de los procesos del pensamiento el amarillo se relaciona con la capacidad de comprender bien las cosas. Este chakra alienta la capacidad intelectual, el desarrollo del conocimiento y del hemisferio izquierdo.

Cuando el amarillo abunda hay interés en cuestiones científicas. En cambio, la carencia de este color implica un uso insuficiente de la capacidad mental o inseguridad acerca del potencial intelectual propio y por lo tanto, habrá una tendencia a la frustración.

El color amarillo nos ayuda a estimular el tercer chakra o plexo solar, gran líder del sistema nervioso, que controla los procesos digestivos en el estómago y también en el cerebro. Nos ayuda a purificar el sistema a través de su acción de eliminación en el hígado y en los intestinos, limpia los poros del cuerpo, mejora la textura de la piel, sanando cicatrices y otras manchas. El amarillo además tiene un efecto enriquecedor sobre las zonas intelectuales del cerebro.

Desequilibrio en el Tercer Chakra

Cuando Manipura se desequilibra, la persona sufre afecciones nerviosas y una evidente falta de energía general. Si no está bien equilibrado se pueden desarrollar complejos de inferioridad e inseguridades y baja autoestima. Puede aumentar los deseos de poder y de poseer cosas. A nivel físico puede causar estreñimiento, diarrea, problemas hepáticos, anemia, bulimia…

Manipura a nivel emocional

yoga para los chakras manipura

Los aspectos emocionales positivos de este chakra revelan una gran capacidad para obtener logros y un temperamento caliente que disfruta ser el centro de atención y hablar con soltura.

Los aspectos emocionales negativos se traducen en impotencia y sensación de desorientación y vida dispersa, sin objetivos definidos. Tendencia a la inseguridad y la obsesión.

¿Cómo trabajar el tercer chakra para tenerlo equilibrado?

Te propongo dos ejercicios. El primero es que por las mañanas, al levantarte, te asomes a una ventana bien abierta y hagas 20 respiraciones profundas, inhalando y exhalando lentamente. Mientras respiras, trata de visualizar el aire radiante de sol, como enriqueciendo la tierra, las doradas corrientes de aire penetrando la tierra y a todos sus habitantes. Siente esta corriente de luz amarilla fluyendo dentro de tu cuerpo, penetrándolo e iluminando cada parte de él. Después sigue con tu día con normalidad. Pronto notarás la sorprendente mejoría en la circulación de tus esfuerzos y en las circunstancias de tu vida, no sólo a nivel mental, también en el material.

sima_desde_ventana

Y el segundo ejercicio está relacionado con el fuego digestivo. Como ya sabes, los síntomas digestivos van en paralelo con los altibajos emocionales, recuerda esa sensación de nudo en el estómago que te quita el hambre cuando estás nerviosa o ansiosa por algo. Pues bien, el plexo solar gobierna nuestro proceso digestivo permitiendo que la combustión del alimento libere energía que podemos usar de manera inmediata. Este fuego digestivo es el que nos da la sensación de hambre para avisarnos de que tenemos que abastecer nuevamente a nuestro cuerpo de alimento. Si sintonizamos con él, podemos aprender a comer cuando está en su punto álgido, generalmente a mediodía, cuando el sol está en su máximo esplendor, asegurándonos así de que quemará el alimento de manera eficiente y se liberará toda la energía disponible sin dejar restos en forma de grasa en nuestro cuerpo. Así mismo, cuando el fuego digestivo está bajo, comemos muy poco o nada porque nuestro cuerpo no necesita combustible en ese momento.

Alimentos-amarillos

Los alimentos amarillos que nos ayudan en el proceso de equilibrar nuestro tercer chakra son los pimientos amarillos, el maíz dorado, los plátanos, la calabaza, las piñas, los limones, el melón dulce y la mayoría de las frutas y verduras de cáscara amarilla.

frutas-y-verduras-de-color-amarillo

Comparta sus opiniones