bienvenido Otoño al Espai

¡Bienvenido Otoño! Estrenamos estación

Nuestro cuerpo está conectado con la Naturaleza y con las 4 Estaciones del año: la primavera sería el nacimiento, el verano el crecimiento, el otoño la maduración y el invierno la muerte o cierre de ciclo vital.
El equinoccio de Otoño da entrada a la estación gobernada por la energía del elemento metal y sus órganos asociados, según la Medicina tradicional China son el pulmón, el intestino grueso y la piel.
A nivel emocional es momento de mirar hacia adentro, de hacer balance sobre lo vivido en los últimos meses y hacer limpieza, quedándonos con lo que nos enriquece y nos aporta, y soltando aquello que nos desgasta o no nos sirve.

Por tanto, es un momento fantástico para aprender a meditar, a escuchar nuestra voz interior. Solo desde la escucha interna serás capaz de saber que te hace feliz, que es lo que suma en tu vida y que es lo que sobra.

A nivel físico es necesario recogernos, estar más en casa, para entrar en calor poco a poco. Es momento de cambiar las ensaladas fresquitas del verano por caldos o sopas, la idea es ir calentando el cuerpo y compensando el frio que has ingerido durante el verano. Los cereales integrales tonificarán tu intestino, y tomar alimentos como el jengibre, el ajo o la cebolla aumentaran tu temperatura corporal  y te ayudarán a eliminar las toxinas acumuladas durante el verano.Al comienzo de esta estación es ideal también realizar una buena exfoliación de tu piel, eliminando las impurezas y soltando “capas muertas”, para a continuación hidratar y nutrirla con algún aceite natural. Así que por qué no te animas con algún tratamiento corporal? Seguro que te sienta de maravilla.

Para cuidar tus pulmones, bastará con poner en casa algún cuenco con agua y aceite esencial de pino o eucalipto, o si tienes humidificador, usarlo con estas esencias.Te propongo además una nueva rutina en tu día a día: tomar un vaso de agua tibia con limón en ayunas para ayudarte a limpiar y tonificar tus órganos y para ir recargándote vitamina C antes de que llegue el frío del invierno.

De momento son pautas sencillas que te invito a ir integrando.

Se consciente de la sabiduría de nuestra madre Tierra y simplemente observa que te ofrece la naturaleza ahora y que es lo que te pide tu cuerpo.

Qué tal si empiezas por probar la sopa de calabaza? A mí me encanta tomarla en esta época y es súper fácil de hacer, Además la puedes guardar hecha dos o tres días en la nevera y tenerla lista para calentar y tomar.

Puedes combinar la calabaza con puerro, cebolla, zanahoria,… o añadir al agua un poco de leche vegetal o alguna especia.

Ánimo!!!

Que tu alimento sea tu medicina, y que tu medicina sea tu alimento.

Hipócrates (460-370 a.C.).

Comparta sus opiniones