Mindfulness en familia

Mindfulness en familia

Cuando hice la formación de Mindfulness ya me había estrenado en la maternidad, tenía a mis dos hijos mayores y me vino como anillo al dedo para gestionar momentos difíciles de la crianza.

Si bien, soy consciente de que no es fácil coger hábito, es el requisito principal para poder enseñarlo a hijos o alumnos.

Muchas veces, padres o profesores, me preguntáis cómo podemos introducir a los más pequeños en el hábito de la meditación, a lo que siempre respondo que son adultos quienes deben introducir primero ese hábito en su rutina diaria y dar ejemplo con el ejemplo.

Pero bien, vamos a imaginar que los adultos ya están más o menos meditando con asiduidad y les apetece enseñar a los más pequeños el mundo de Mindfulness.

No existe edad mínima para empezar

  • Si son bebés tómalos en brazos y ponte tú misma/o a respirar consciente y meditar.
  • Si los peques tienen ya un añito, puedes proponerle que se siente a respirar y a cerrar los ojitos, al igual que les enseñamos otros hábitos y rutinas, también es importantísimo que integren el hábito de la meditación en su día a día.
  • Si son más mayores puedes introducir rutinas como las que te propongo en la tabla adjunta.

A tener en cuenta:

  • Intenta meditar a la misma hora y mismo sitio. Las rutinas son importantísimas para los niños.
  • Decora vuestro lugar de meditación junto a los niños, para que lo sienta suyo. Puedes poner alguna planta, minerales, lámpara de sal o velas, cojines bonitos, una mantita o esterilla.
  • Y paciencia, mucha paciencia. Aunque creas que está sentado y no sirve de nada, no es así, si que sirve, solo que cuesta al principio, seguro que cuando vea lo bien que le sienta es el mismo que te pide ir a meditar. Tú observa desde la calma y mantén la rutina al menos 2 ó 3 semanas y confía.

Sin lugar a dudas, enseñando a meditar a los niños les estamos enseñando a:

  • conocer sus emociones
  • conocer su cuerpo
  • aprender a relajarse
  • aprender a respirar bien
  • favorecer estados de calma y controlar sus impulsos

Venga, aprovecha el verano para meditar en familia y aprender hábitos saludables y buenos para vuestra armonía familiar.

técnicas de respiración

Comparta sus opiniones