higienismo y el arte de la alimentación

El arte de la alimentación y el Higienismo

En pleno otoño y comenzando noviembre, nuestro cuerpo se va preparando para las futuras bajadas de temperatura invernales y el recogimiento interno. Nuestro organismo se va adaptando a sus necesidades y conservación de la energía vital.

La alimentación y su importancia en la salud

Para ello, la Madre Naturaleza, en su perfecta sabiduría, nos aporta alimentos ricos en variedad de nutrientes con alto contenido en vitamina C y antioxidantes para reforzar el sistema inmunitario. Por eso, en esta época del año, los árboles frutales están cargados de mandarinas y naranjas, granadas, kiwis… todas ellas con un aporte muy alto en esta vitamina. También encontramos, en esta época, uvas, caquis, manzanas, peras, membrillo… y frutos secos como las castañas, avellanas, nueces… ¡Qué bueno!

Teniendo en cuenta que nuestro cuerpo está formado, aproximadamente, por un 75% de agua, en nuestra dieta sería aconsejable que ese porcentaje fuese también proveniente de alimentos ricos en ella, en los que predomine el crudo o poco cocinado para que se puedan absorber la mayoría de sus nutrientes como vitaminas y minerales, tan necesarios en el funcionamiento correcto de nuestro organismo.

La ciencia del Higienismo

Según el Higienismo (ciencia que reconoce que el cuerpo humano es un organismo autosuficiente, que se autodirige, autoconstruye, se preserva a sí mismo y autosana), los seres humanos se encuentran adaptados por la naturaleza a una dieta de frutas y verduras digeridas en combinaciones compatibles, siempre y cuando éstas se encuentren en su estado puro, fresco y natural. Además, si el cuerpo goza de todas sus necesidades, es capaz de mantenerse en un orden de funcionamiento magnífico, completamente libre de enfermedad.

Cuando el ser humano se encuentra en armonía con la naturaleza y consigo mismo, vive en “salud”.

 

Cuando ese equilibrio se rompe (tanto hacia fuera como hacia dentro) aparecen diferentes grados de “enfermedad” o menor salud.

 

La salud es el estado normal y natural de todo ser vivo mientras tenga en cuenta las leyes de la vida. Por esta razón, la medicina higienista o medicina basada en la salud, promueve seguir unos hábitos de vida saludables acorde con la propia naturaleza:

  • respetando los biorritmos (ciclos vitales)
  • fomentando el ejercicio físico
  • una adecuada respiración
  • alimentos ricos en nutrientes
  • buena gestión de pensamientos y emociones
  • relaciones humanas sanas y amorosas

O como diría Karmelo Bizkarra: “El arte de la curación a través del arte de vivir”

Así que, es muy importante escuchar nuestro instinto, nuestro cuerpo sabe realmente lo que necesita en cada momento si estamos en plena armonía con nuestra esencia.

No olvides que nuestro cuerpo es el vehículo que nos permite experimentar la vida en este planeta. Al igual que limpiamos el coche y cambiamos sus filtros para que funcione, nosotros hemos de limpiar y cuidar el cuerpo como si de un coche se tratara, dependiendo de su uso, así será su estado.

Si quieres saber más acerca del arte de la alimentación, el Higienismo y como mantenerte en estado de salud, no te pierdas la charla sobre nutrición y salud consciente que hemos preparado el día 27 de Noviembre en el Espai: «El arte de la alimentación»

Para concluir, terminamos con una sabia frase de Hipócrates:

 Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento

Comparta sus opiniones